jueves, 3 de abril de 2008

TATUAJES DE SANGRE( Taller de teatro) CAPÍTULO 6

Son duros de pelar. Los primeros cinco minutos sus caras son desafiantes. El tono muscular bajo. Jugamos en parejas y con los ojos vendados a pasear y reconocer el espacio y uno casi sale volando de un empujón. Así que fuera vendas, que la integridad de mis alumnos es lo primero.
Un par de ellos llevan una especie de tatuaje en los brazos. Son tres o cuatro cortes incisivos hechos con un cúter o un trozo de vidrio, que me recuerdan a Bruce Lee en Operación Dragón.
-¿Porque os hacéis eso?.
-Es que estamos hartos de estar aquí encerrados y nos autolesionamos ¿sabes? . Autolesionamos, dice, incorporando ya el lenguaje de sus cuidadores. Seguramente es eso, la ansiedad que produce estar encerrado. Aunque también hay algo de ritual, de formar parte del grupo (¿a que no tienes huevos?), en esas tres o cuatro incisiones perfectas. Hace unos años alguien tatuado en el brazo era sospechoso de haber salido de la cárcel. Ahora los tatuajes forman parte del mercado y se cotizan. Pero estos cortes, marcados a pelo, siguen siendo un tatuaje marginal.
Por lo demás, la clase bien. Muy bien. Improvisaciones por parejas. En una de ellas representan un anuncio y eligen el producto a vender(una pareja vende un coche, otra la coca cola, a ritmo de flamenco y rap).
Hacemos un ejercicio en que uno sentado en una silla se somete a las preguntas de todos los demás. Un ejercicio de introspección que sale regular (lo que me piden en todo momento es reírse, y esto es demasiado serio). Es curioso, el que se sienta en la silla es el que más disfruta, pese a que todos lo miran y le preguntan. Los cohibidos son los otros. ¿Será eso de los cinco minutos de gloria?.

13 comentarios:

Elena dijo...

Desde luego el trabajo que haces es más que admirable. Lidiar con adolescentes es complicado, no puedo ni imaginar lo que debe ser estar con chicos como esos. Todo un orgullo cuando consigues conectar con ellos, como tú estás haciendo. Enhorabuena.

Un saludo

Anónimo dijo...

M'agradat molt aquest blog. Molt interessant aquest article de teatre amb joves.

felicitats

Sera Sánchez dijo...

Hola anónimo y Elena.
Gracias por el comentario Elena, aunque no creas, me lo paso pipa y en el fondo, son muy majetes.

Psikoloca dijo...

Hola Sera! Ya hechaba de menos tus comentarios sobre el teatro, genial, como siempre interesantes las sesiones y las reflexiones que haces.

Saludos

Joselu dijo...

¡Cómo me hace añorar mis años de teatro! Esos ejercicios y esas improvisaciones me resultaban jugosas e interesantes. Disfrutaba de lo lindo. Hermoso trabajo el tuyo con esos actores tan duros, pero que en el fondo seguro que guardan dosis de ternura dentro. Tu post tiene relación con el mío y la obra de teatro que reseño y que tengo ganas de ver. Tú eres testigo de excepción de personajes como los que presenta El enemigo del pueblo. Gracias por tu comentario que centra la cuestión. Un cordial saludo.

Jon dijo...

Lo que comentas de los cortes es totalmente cierto. En los centros de menores había épocas en que se convertía en una plaga, porque desde que uno empezaba a hacérselos, el resto le imitaba. Pero no por imitarlo, sino como búsqueda de una salida dónde no la hay. A través del dolor, en ese ritual que comentas, aislarse del mundo y concentrarse en ese detalle. Otras ocasiones simplemente para llamar la atención, y lo peor, a veces a forma de chantaje para conseguir algo de otra persona que le quiere (una novia por ejemplo). "Si me dejas me corto".

Impresionante tu trabajo, un abrazo de ánimo, compañero.

Sera Sánchez dijo...

Hola psikoloca, joselu y jon.
Joselu, me han comentado que la obra está muy bien.
Jon, veo que conoces bien el tema.
Un saludo a todos

Anónimo dijo...

¿La obra no será El enemigo de la clase? estrenaron en Benicarló el año pasado, dirigidos por Marta Angelat y algunos de los actores de la película Barrio. La obra está muy bien.
Saludos

Imma-Cal Roca dijo...

Increíble autolesionarse de este modo, verlo para creerlo. Existen formas de autolesión que dañan el alma y no se ven.
Todas las formas de autolesión son sintoma de falta de.... siempre de falta de...
Tu eres su tirita semanal, estar con ellos es poner un poco de remedio a su mal.

Sera Sánchez dijo...

Saludos Inmma, gracias por el comentario.

Javier Echarren dijo...

Hola, Sera: He tenido la grata sorpresa de encontrar tu blog a través de otro blog (El de educablog). Yo soy educador en un centro de primera acogida y trabajo en el turno de noche con adolescentes. Me gustaría saber cómo empezar si quiero introducir juegos teatrales con los chavales. Ahora mismo, casi no tenemos actividades. Solamente los fines de semana hacemos una fiesta y juegos de baile (la escoba. las sillas musicales...). A veces, cuenta-cuentos con un compañero narrador. Yo lo que sí hago mucho es armar pequeñas tertulias con los chicos-as donde yo introduzco un tema de su vida cotidiana y ellos van conversando, pero todo de forma muy espontánea. Pero me ha gustado tu propuesta de taller de teatro. ¿Me das alguna idea para empezar?
Gracias anticipadas y felicidades con tu trabajo y con tu blog.
Por cierto, ¿para cuando vienes a Madrid con la obra?
Un abrazo.
Javier Echarren

bukortazar33@yahoo.es dijo...

Hola Javier,
uf, difícil contestarte en este apartado de comentarios. Un taller de teatro es algo muy complejo. Hay infinidad de juegos y técnicas. También los capítulos en los que explico algunos juegos te podrían ayudar.
De todas formas yo partiría de algunas premisas: primero la voluntariedad: más vale que hagan teatro cuatro con ganas, que ocho forzados.
Después, tener un objetivo: que puede ser acabar haciendo una obra de teatro. Yo utilizaría mucho las improvisaciones (dándoles tú unas sencillas pautas) para ir contando historias.
Si puedes utilizar el vídeo mucho mejor, porque se pueden grabar pequeñas historias en las que se trabajen los personajes, la trama, el vestuario, etc. , Está bién que todos los chicos participen en todos los apartados de la obra.
Insisto en que lo que motiva mucho es que la obra de teatro se pueda representar (para educadores, para los demás jóvenes, o para padres,etc.), porque lo de hacer juegos puede gustar unos dias, pero si no le ven un sentido se cansarán.
Yo combinaría la preparación de la obra, con los juegos y los ejercicios de relajación,que suelen gustarles mucho.
En fin, si quieres y empiezas alguna historia así, yo te puedo ir ayudando,aunque sea via internet, o facebook.

Lo de Madrid, ya tenemos ganas, ya. Siempre dependemos de que nos contraten, claro. En otras ciudades nos ha ayudado mucho tener a personas que nos han puesto en contacto con programadores.
Un abrazo.

Javier Echarren dijo...

Muchas gracias, Sera, por tus orientaciones. Ya estoy recopilando alguna historia para trabajarla estas navidades. Tengo en principio dos: una de "El pequeño vampiro" (de una escritora para niños) y algún cuento de "Las Mil y Una noches". Sí tengo cámara de vídeo. Cuando tenga claro cómo hacerlo ya te lo comentaré. Un abrazo.
Javier