jueves, 1 de noviembre de 2007

VERDADES Y MENTIRAS EN LA LITERATURA

Ahora que estoy metido de lleno en la escritura para la nueva obra de teatro de Factoría Los Sánchez, he recordado un magnífico libro: Verdades y mentiras en la literatura, de Stephen Vizinczey.

En la edición española del libro, la foto del escritor creo que está en el interior. Me gusta esta foto. La cara de pocos amigos de Vizinczey. Esa ceja levantada, la mirada implacable. Un gesto que avisa de una escritura directa y sin concesiones.

En este libro, un ensayo sobre literatura, Vizinczey es tan apasionado y convincente a la hora de alabar a algunos escritores, como lo es a la hora de denostar a otros. Sean considerados clásicos o no. Se llamen como se llamen.
Pero, ahora que estoy escribiendo la obra de teatro, he recordado este libro por su prólogo, una especie de diez mandamientos del escritor.
Estos son, resumidos, los diez mandamientos de Stephen Vizinczey:

1. No beberás, ni fumarás, ni te drogarás. ("Para ser escritor necesitas todo el cerebro que tienes.")
2.No tendrás costumbres caras. (" Es preciso decidir qué es más importante para uno: vivir bien o escribir bien.No hay que atormentarse con ambiciones contradictorias")

3.Soñarás y escribirás; soñarás y volverás a escribir. ("No dejes a nadie decirte que estás perdiendo el tiempo cuando tienes la mirada perdida en el vacío. No existe otra forma de concebir un mundo imaginario...")

4. No serás vanidoso. ("Si crees ser sabio, racional, bueno, una bendición para el sexo opuesto, una víctima de las circunstancias(...)es porque no te conoces a ti mismo lo suficiente para escribir.")

5.No serás modesto. ("Nunca he conocido a un buen escritor que no intentara ser grande")

6.Pensarás sin cesar en los que son verdaderamente grandes.

7.No dejarás pasar un día sin releer algo grande ("...no se debe cometer el error de leerlo todo para estar "bien informado". Estar "bien informado" sirve para brillar en las fiestas, pero resulta absolutamente inútil para un escritor".)

8.No adorarás Londres-Nueva York-París ("...Si posees una buena colección de obras de grandes escritores y no dejas de releerlos, tienes acceso a más secretos de la literatura que todos los farsantes de la cultura que marcan el tono en las grandes ciudades...")

9 Escribirás por tu propio placer ("...si Shakespeare no puede complacer a todo el mundo ¿por qué intentarlo siquiera nosotros? Esto significa que no vale la pena que te esfuerces por interesarte por algo que te resulta aburrido.")

10. Serás difícil de complacer (" la mayoría de los libros nuevos que leo se me antojan a medio terminar...")

Cada cierto tiempo releo los sabios consejos de Vizinczey.
Cuando escribo, que no es todo lo frecuente que podría, me aplico sobre todo el tercero: "soñarás y escribirás; soñarás y volverás a escribir". Ya hace tiempo que dejé de acercarme a la página en blanco del ordenador sin, como mínimo, un par de ideas. De vez en cuando tengo que levantarme, salgo a pasear, a correr, a veces a dar vueltas por la casa. Eso sí, es tiempo de trabajo. Mi cabeza empieza a imaginar posibles situaciones, visualizo a los personajes de la obra (especialmente cuando escribo teatro) y de repente empiezo a encontrar alguna solución a un capítulo o a una escena que se me había atragantado. Entonces si que puedo sentarme a escribir, con muchas ideas bulliendo en mi cabeza. Las escribo como si de un primer borrador se tratara y luego voy mejorando ese borrador.
Ahora estoy precisamente en ese proceso. He acabado la cuarta escena y tengo dudas sobre como empezar la quinta. Pero no las aclararé sentado delante del ordenador. Saldré a dar una vuelta. Son Les Fires de Girona. Iré pensando en la obra mientras me como unas castañas asadas. Pasear entre la multitud, "con la mirada puesta en el vacío", embobado, entre olor a chorizo frito y gentes que disparan municiones de juguete con la promesa de un peluche. La Devesa convertida por unos días en un sucedáneo de zoco árabe y yo intentando que las musarañas me den una buena idea.

Respecto al primer mandamiento, haré lo que pueda míster.
_____________________
EDUCADOR EN ALASKA, la nueva obra de teatro de Factoría Los Sánchez, basada en el blog: EDUCADOR SOCIAL EN ALASKA.

3 comentarios:

elquiciodelamancebia dijo...

No conocía su blog y le doy mi mas cordial enhorabuena.

He sabido de Vd. por el blog de Arcadi.

Por si es de su interés de acompaño el blog de un narrador castellonense:
http://www.lacoctelera.com/enriquemasipsegarra

Saludos.
-
http://www.lacoctelera.com/elquiciodelamancebia

Laurita dijo...

¡Hola! He pasado por este blog por casualidad porque estaba buscando información sobre esta obra. Estos consejos para el escritor son los más útiles que he leído nunca y, por supuesto, el que más aplicación tiene es el de soñar, porque así visualizas directamente lo que quieres reflejar y no pierdes el tiempo con divagaciones.

Me voy a apuntar tu blog, me parece muy interesante.
Un saludo

LaMáquina dijo...

Voy a volver a leer a Vizincey, no sé decir cuántas veces he leído este libro. Enhorabuena por tu blog.