domingo, 2 de diciembre de 2007

LECTOR EN EL TREN


* Dedicado a todos los ciudadanos que se juegan la vida en la lucha contra ETA.

Apuntes para una teoría sobre leer en el tren (2)
Fíjese el lector de trenes que la mayoría de pasajeros que se sientan en su departamento intentan adivinar, de forma más o menos disimulada, el título del libro que usted está leyendo. Observe sus miradas de soslayo cada vez que alza su libro. Los pasajeros que ni tan siquiera lo intentan suelen tener estos tres motivos: tienen sueño, son tímidos, no leen.
Teniendo en cuenta esta premisa, se cuidará el lector en el tren de seleccionar aquellos títulos que más le favorezcan. Por ejemplo, para aquel día en que se encuentre usted horrible, poco aseado, con el cabello sucio o mal peinado, incluso con la ropa mal combinada o con alguna mancha imposible de aceite , ese día en que se note claramente feo o fea y que preferiría no tener que salir de casa, seria muy recomendable cualquier clásico: Shakespeare, García Márquez , Stendhal, etc. El libro le dará un toque distinguido, casi bohemio, y mejorará la opinión que los demás pasajeros se habían hecho de usted.

Por el mismo motivo, el lector de trenes debería evitar títulos como La máquina de follar, de Charles Bukowski.

2 comentarios:

Pereira dijo...

Hemos hecho 5 minutos de silencio en el Ayuntamiento, en la Comunidad Valenciana, habia Guardias Civiles, cuando era adolescente los despreciaba, menos mal que he cambiado, conozco un montón de gente que sigue pensando igual, en su eterna adolescencia, conviviendo con su vileza, despreciables y cobardes.

niobe dijo...

Lo primero, me uno a tu respeto y reconocimiento ante La Guardia Civil a cualquier otro cuerpo y en definitiva a todas esas personas que arriesgan su vida luchando contra ETA.
Respecto a tu entrada, me reconozco totalmente, yo soy de esas personas que no pueden evitar el echar un vistazo al libro que lee el de al lado. Aunque tambien a veces estoy en el lado contrario, soy yo la que lee el libro y siento que miles de ojos buscan el título del mismo y no se porqué pero siempre te avergúenzas, si es un libro ligero, porque pensarán que eres una inculta que lee literatura barata y si es un clásico porque creeran que eres una pedante que quiere presumir de docta.
Por último , muchas gracias por leer mi blog y por tú comentario., me ha hecho mucha ilusión que una persona como tú me leyera y me escribiera. Un saludo!