jueves, 29 de noviembre de 2007

¿NIETZSCHE ESCRIBIRÍA UN BLOG?


Sí, Nietzsche lo escribiría. Atiborrado de ibuprofeno para sus dolores de cabeza. Su escritura, nerviosa y genial, habría encontrado en el aforismo el estilo perfecto para el lector de blogs, ese que no puede detenerse demasiado en la página, que tiene ansia de teclado porque millones de estímulos le están esperando en Internet.
________________________________
Apuntes para una teoría sobre leer en el tren.
Acerca del tamaño de los libros, podemos convenir que hay unos libros más cómodos que otros para leer en el tren. Por ejemplo: Tornar a casa, de Harold Pinter, es perfecto. Ligero, apenas 100 páginas. Pero no así Historia de la belleza, de Umberto Eco, un libro de 435 páginas. Tapas duras, pesado, precioso pero incómodo, los brazos no pueden reposar bien en el respaldo. Ideal, eso sí, para el sofá.
________________________________
La soledad del libro en los campos de algodón
Kindle es el último aparato que intenta sustituir al libro. ¿Qué tiene el libro que todavía se resiste ante un aparato que contiene enlaces, fotos, vídeos, etc.? Quizás el libro ha hecho de sus defectos su mayor virtud: sabes que delante de él tendrás un par de horas tranquilas, sin necesidad de teclear nerviosamente a ninguna otra parte. El libro no engaña, es simple como un algodón.
________________________________
Muerte de un escritor
Cuando un escritor me gusta leo todo lo que ha escrito. Tengo esa manía. Algunos me decepcionan. Nadie obliga a escribir una obra maestra cada año. Otros se superan en cada obra. Kapuscinski es uno de ellos. El peligro de esa manía que tengo es cuando el autor se muere y sé que no podré buscarlo por las librerías.
____________________________
Política
La mayoría de tertulianos varios que analizan la alta abstención en las elecciones parten de la premisa de que la gente está desencantada o no le interesa la política. No toman en consideración que es precisamente porque interesa la política que mucha gente se abstiene.

Cuadro: Naufragio, de Caspar David Friedrich, 1824

3 comentarios:

Canon dijo...

Es cierto, a mi también me pasa con Kapuscinski, por supuesto con A. Espada y en su dia con Kundera hasta que releí La lentitud, una decepción; me pasó como en La guerra de las Galaxias, se tenian que haber quedado ahí, en la retina de mi infancia.Enhorabuena por el blog.

Canon dijo...

sobre las decepciones literarias,pasa como en el teatro. La obras que son fruto del trabajo, la reflexión y las nacidas de la moda, de los temas de actualidad, de los encargos para festivales. Ahí radica la diferencia entre Kapuscinski, Espada , etc. con los demás. El dia del libro es un momento idóneo para comprobarlo.
Saludos

Administrador dijo...

Exelente blog muy completo e interezante te felicito, suerte.Ceneval