lunes, 31 de diciembre de 2007

NUBES

Gavin Pretor-Pinney, es un escritor que está en las nubes. Tanto que ha creado la Sociedad de Apreciación de la Nubes y ha escrito el libro Guía del observador de nubes.
Gavin lo sabe. Viajamos hasta lugares remotos buscando paisajes imposibles. Lo remoto siempre coincide con lo más lejos de casa. Yo mismo, en la Patagonia, como Chatwin. El Perito Moreno, las Torres del Paine. Pero basta con levantar la vista en un día nublado y aparece la naturaleza. Fugaz y salvaje. Puro teatro. Y gratis.
Imágenes poderosas. Un hombre mirando las nubes es una imagen neutra y amable. Hace años mi hermano me comentaba que no hay nada más terrorífico que la imagen de una vieja corriendo a toda velocidad. La había visto en alguna pesadilla, aunque la vieja nunca lo alcanzaba, como mandan los cánones.
Una imagen inquietante es la de un hombre silbando mientras pasea por el bosque. Sólo puede ser dos cosas: Un hombre feliz o un asesino.
_____________________________________

Decepciones. Intimidad, en el teatro Villarroel, dirigida por Dualte, o la dificultad de llevar al teatro un diario intimista como es el libro de Kureishi. La escena de la psicóloga, sin ir más lejos, humor del grueso mil veces visto.
Y, El silenci abans de Bach, de Pere Portabella. Cine pretencioso pero aburrido. Lo mejor es la banda sonora, por supuesto.
Claro qué, como decía Oscar Wilde, quizás "La obra fue un gran éxito, pero el público era un desastre".
__________________________________
Mañana es el primer año del día que viene.
FELIZ 2008

2 comentarios:

niobe dijo...

A veces buscamos a miles de kilómetros una belleza que tenemos aqui al lado, peor no lo apreciamos, por eso mismo, porque está aqui, y porque no nos tenemos que gastar miles de Euros para conocerla y luego, claro, presumir.

En cuento a lo del hombre del bosque, tienes razón un ser silbando por esos páramos cuanto menos inquieta...
Feliz año 2008 Sera

imma dijo...

Bueno Sera, yo también te deseo feliz año nuevo.

Este año tengo algo nuevo que agradecerle y pedirle, agradecerle lo que el y yo y gente que me quiere ya sabe y pedirle que Sera no pare de escribir en su blog.
Feliz año Sera y lectores
Imma