martes, 29 de enero de 2008

JULIO CORTÁZAR, EL BLOGGER

Leí por primera vez Rayuela cuando tenía 19 años. La leía a ratos, mientras hacía guardia en una garita del ejército, en Cerro Muriano, Córdoba. Yo pedía cigarrillos a los nuevos reclutas que salían del campamento hacia las cantinas, ávidos de cerveza y comida decente. Ellos se me cuadraban delante, asustados, viendo mis tristes galones de cabo, pensando que era una especie de sargento, y yo conseguía un paquete de rubios cada día para un buen amigo mío.
Entre cigarro y cigarro leía las historias de Oliveira y la Maga en París. La escritura de Julio Cortázar me fascinaba. Aunque por aquel entonces no entendía algunas de las conversaciones eruditas de Oliveira con sus amigos, me empecé a dar cuenta que en literatura (quizás a diferencia del reportaje periodístico) es más importante el cómo que el qué .

Viene a cuento porque ahora que estoy metido en esto del blog, he pensado en Cortázar y en un libro suyo:Los cosmonautas de la autoestopista.
Julio Cortázar y su mujer, Carol Dunlop, recorrieron el tramo de autopista Paris-Marsella, que normalmente se hace en una horas, en 33 días. Se paraban en cada área de servicio de la autopista, plantaban su caravana, y se dedicaban a escribir. Sacaron así un libro que es una delicia y que es todo un precursor de los blogs. Cortázar y Dunlop escribian sus "post" cada día. Hacían fotos, describían cada área de servicio, creaban cuentos, etc. Lo único que le falta a ese libro para ser un blog es la tecnología que llegó después.
Cortázar, el blogger.

6 comentarios:

Cris dijo...

Vaya, Rayuela...¡¡cuántos recuerdos!!

Lo leí también con 19 años, en un caluroso y aburrido verano en el pueblo.

Recuerdo que un profesor de Lingüística de 1º de carrera nos lo recomendó "antes de que se os pase la edad" nos dijo. Aún no logré entender eso de la edad, pero la verdad es que le estaré eternamente agradecida.

Para mí fue un verdadero descubrimiento en todos los niveles ( fíjate que yo, por aquella época quería ser escritora, pues Rayuela me mostró unas técnicas interesantísimas).

Y ¿qué decir de la Maga? Yo también, desde entonces, creo que la busco por las calles de París.

Esteruca dijo...

¡Dios! ¿Imagináis lo que podría haber sido visitar a diario ese "blog"? Algunos escritores no deberían morir nunca...
Yo también creo que, de estar vivo, Cortázar se hubiera sumado al movimiento blogger.
Tengo pendiente una relectura de Rayuela desde hace años. Será mi propósito para éste :)

Esteruca dijo...

Por cierto, ¿qué os pareció el anuncio que pasaron hace un tiempo con la voz en off de Cortázar recitando uno de sus textos?
Por si no lo visteis, os paso enlace de mi blog, donde lo comento:
http://www-laletraescarlata.blogspot.com/2007/12/de-anuncios_4704.html
Un abrazo escarlata

Anónimo dijo...

Hola Comence a Leer los Cosmonautas de la Autopista, por casualidad llego a mis manos pues ahora en mi nuevo, inusual trabajo tengo que hacer manos de lineas de trenes que jamas habia visto, de buses que ni sabia que existian, e ir a barrios y casas de personas que no conozco y que no ser por trabajo jamas hubiera intentado ir. Logico mi mente presto resistencia, porque diablos tener que ir a esas poco, aveces nada glamorosas, inseguras parte de la ciudad? Solo porque necesito pagar el lujo de tener mi propio apartamento, no roommates y vivir en un buen barrio. Los cosmonautas cayeron en mi vida en su justo momento, y mi viaje diario a lo desconocido ya no es aterrador y lo tomo como una oportunidad grandiosa de conocer personas, lugares, casas, histoirias unicas. Tanto que me siento una Cosmonauta del sistema publico de transporte de NY

Anónimo dijo...

Hola, no se si este es el lugar indicado, pero si alguno de los segudiores de Julio Cortázar sabe en que cancion se utiliza un intertexto o una derivacion del cuento Axolotl, del libro Final del juego - 1956, se los agradeceria.
Necesito el nombre y el autor de la cancion, se que la canta un hombre que fue famoso en lo 90', la canta en español.
Muchas Gracias

Pablo G dijo...

Hay que leer a Cortazar